ENCUESTAS EN ESTADOS UNIDOS 1972-2014, ACERCA DE 33 TEMAS ESTRUCTURALES.

NORC-U CHICAGO-US-ISSP.


La Encuesta Social General de los Estados Unidos (GSS) http://gss.norc.org/ es llevada a cabo por el NORC http://www.norc.org/ de la Universidad de Chicago http://www.uchicago.edu/, desde 1972 hasta la actualidad. El NORC es el único representante de Estados Unidos en el International Social Survey Programme (ISSP) http://www.issp.org/members/member-states/

La Compilacíón Histórica de la GSS 1972-2014, fue llevada a cabo por Business Insider http://read.bi/2peLzcA

La traducción al Español, fue realizada por el Instituto de Mercadotecnia y Opinión (IMO), miembro y único representante de México en el ISSP.

Andy Kiersz Feb. 25, 2017, 11:11 AM
CÓMO SE SIENTEN REALMENTE LOS ESTADOUNIDENSES ACERCA DE SU PAÍS EN 33 CUESTIONES CLAVE, Y CÓMO HA CAMBIADO A LO LARGO DE 40 AÑOS.

Los estadounidenses tienen opiniones fuertes.

Y ahora, con el presidente Trump, que dirigió una campaña inestable y populista para ganar la Casa Blanca, se propone dar un discurso a una sesión conjunta del Congreso este martes, estamos echando un vistazo a cómo ven algunos, los grandes problemas a los que se enfrenta el País, así como a las principales instituciones que conforman la vida política y cívica americana.

La "Encuesta Social General", un proyecto de la organización de investigación independiente NORC en la Universidad de Chicago, ha estado siguiendo varios aspectos de la vida americana desde 1972.

Business Insider miró los resultados de varias preguntas de la encuesta sobre las opiniones de los estadounidenses, al respecto de grandes temas sociales, la confianza en las instituciones y las prioridades del Gasto Federal entre los años 70 y 2014, el año más reciente para el cual se dispone de datos.

He aquí cómo esas actitudes han cambiado en las últimas cuatro décadas.

FELICIDAD: La felicidad general ha sido sorprendentemente estable durante las últimas cuatro décadas. La proporción de estadounidenses que dicen que no son "demasiado felices" ha sobrevenido en la adolescencia.



PERMISO DE ARMAS: El apoyo a los permisos de armas de fuego - una forma común de control de armas suave - ha sido ampliamente popular, aunque el apoyo ha ido disminuyendo desde finales de los años 90.



PROPIEDAD DE ARMAS: Mientras tanto, la posesión de armas entre los estadounidenses ha estado en declive desde los años setenta. Aproximadamente la mitad de los hogares tenían un arma en 1970; Bajó a una tercera parte de los hogares norteaméricanos, la propiedad de armas en 2014.



ABORTO: Más estadounidenses se oponen a un derecho completamente irrestricto al aborto por cualquier razón que apoye este derecho, aunque los niveles de apoyo han aumentado lentamente a lo largo de las décadas.



CORTE Y CRIMINALES: Los estadounidenses en su mayoría piensan que los tribunales no son lo suficientemente duros sobre los criminales, aunque ese sentimiento se ha ablandado desde que el crimen alcanzó su punto máximo a mediados de los 90.



SEGURIDAD EN LOS BARRIOS: Los estadounidenses se sienten seguros en sus vecindarios. Al igual que las opiniones sobre tribunales y criminales, la proporción de encuestados que dijeron sentirse seguros, caminando solo cerca de sus hogares por la noche, ha aumentado constantemente desde los años 90.



MARIHUANA: Los estadounidenses han revertido sus opiniones sobre la legalización de la marihuana en las últimas décadas. En 1973, sólo uno de cada cinco encuestados dijo que la droga debería ser legal, aumentando a una mayoría en 2014.



GASTO EN CARRETERAS Y AUTOPISTAS: Los estadounidenses tienen opiniones bastante fuertes sobre varias partes del gasto federal. El gasto en carreteras y autopistas, ha sido popular durante décadas.



GASTO EN TRANSPORTE PÚBLICO: Los estadounidenses son ampliamente favorables hacia otras formas de infraestructura de transporte. Sólo el 9% de los encuestados en 2014 pensaron que se está gastando demasiado en el transporte público.



GASTO EN SEGURIDAD SOCIAL: A los estadounidenses les gusta gastar en Seguridad Social. En 2014, la mayoría de los encuestados dijo que el Gobierno Federal está gastando muy poco en el programa de jubilación.



GASTO PARA MEJORAR EL SISTEMA DE EDUCACIÓN: Los estadounidenses consideran abrumadoramente que el sistema educativo está sub-financiado y la proporción de personas que piensan que se está gastando muy poco ha ido aumentando desde los años 70.



GASTO PARA PROTEGER Y MANTENER EL MEDIO AMBIENTE: Los estadounidenses piensan que no se está gastando lo suficiente en protección ambiental. En 2014, el 57% de los encuestados dijo que se gasta muy poco en ella.



GASTO EN SALUD NACIONAL: Los estadounidenses generalmente quieren que el Gobierno Federal gaste más en atención médica. Hay un aumento en la proporción de encuestados que dijeron que se gasta demasiado en salud a partir de 2010, coincidiendo con la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, también conocida como Obamacare.



GASTO PARA TRATAR LAS ADICCIONES A LAS DROGAS: Los estadounidenses también piensan que se debe gastar más en lidiar con la adicción a las drogas. En 2014, el 57% de los encuestados pensó que se está gastando muy poco en el problema.



GASTO PARA REDUCIR LA CRIMINALIDAD: Si bien una gran mayoría de los estadounidenses todavía piensa que se gasta muy poco en la lucha contra el crimen, la proporción de personas que sostienen ese punto de vista ha disminuido acorde con la disminución de los índices de criminalidad desde los años 90.



GASTO PARA RESOLVER PROBLEMAS DE LAS GRANDES CIUDADES: Los estadounidenses piensan que el gobierno debería gastar más en los problemas de las grandes ciudades. Éste sentimiento alcanzó su punto máximo a mediados de la década de 1990 cuando el crimen comenzó a caer.



GASTO EN BIENESTAR: Otros programas gubernamentales son menos populares. Durante varios decenios, una pluralidad de estadounidenses pensaron que el gobierno gasta demasiado en el bienestar, aunque hubo un gran descenso en ese sentimiento después del proyecto de ley de bienestar de 1996.



GASTO EN PROGRAMAS ESPACIALES: Los estadounidenses tienen sentimientos encontrados sobre el gasto en exploración espacial. Cuando esta pregunta se formuló por primera vez en esta encuesta a mediados de los años 70, la NASA estaba cerrando el inmenso programa de exploración de la luna Apolo, coincidiendo con la creencia mayoritaria de que el Gobierno estaba gastando demasiado, lo cual ha desaparecido.



GASTO EN EL EXTRANJERO: Los estadounidenses creen perennemente que el gobierno federal gasta demasiado en ayuda externa, y eso aparece en la encuesta. Curiosamente, el gasto en ayuda externa es relativamente pequeño, llegando en realidad a alrededor del 1% del Presupuesto Federal.



GASTO MILITAR: Las opiniones sobre el gasto militar fluyen y fluyen con los acontecimientos políticos. Hubo una gran alza en la proporción de estadounidenses diciendo que se gasta muy poco en Defensa en 1980, coincidiendo con la campaña de Reagan, fuertemente pro-militar. Para 2006 y 2008, cuando la popularidad de la guerra de Irak se estaba derrumbando, una pluralidad de estadounidenses dijo que se gasta demasiado en el ejército.



CONFIANZA EN EL EJECUTIVO FEDERAL: La confianza en varias instituciones americanas varía enormemente. La confianza en la rama ejecutiva del Gobierno parece aumentar en tiempos de guerra, con protuberancias en la proporción de estadounidenses que tienen "mucha confianza" durante la Guerra del Golfo de 1991 y después del 11-S.



CONFIANZA EN EL CONGRESO: Mientras tanto, la confianza de los estadounidenses en el Congreso se ha desplomado desde los años setenta. Para 2014, una mayoría absoluta de estadounidenses dijeron que tenían "casi ninguna" confianza en el poder legislativo.



CONFIANZA EN LA CORTE SUPREMA: La confianza de los estadounidenses en la Corte Suprema ha sido algo más estable, aunque el porcentaje de estadounidenses con "mucha" confianza en la Corte ha caído en el siglo XXI.



CONFIANZA EN EL EJÉRCITO: El ejército ha sido sistemáticamente más popular que los tres Poderes Civiles del Gobierno. La proporción de estadounidenses con "apenas una" confianza en las fuerzas armadas ha sido inferior al 20% durante toda la vida de la encuesta. Durante la Guerra del Golfo y desde el 11 de septiembre, la respuesta más común a esta pregunta fue tener "mucha confianza".



CONFIANZA EN LOS BANCOS Y OTRAS INSTITUCIONES FINANCIERAS: La confianza de los estadounidenses en los bancos y otras instituciones financieras sufre durante tiempos de daño económico. Más estadounidenses expresaron "casi ninguna" confianza que "mucho" de confianza en las instituciones financieras durante la recesión relativamente leve de los primeros años 90 y especialmente desde la crisis financiera de 2008 y Gran Recesión.



CONFIANZA EN LAS GRANDES EMPRESAS: La mayoría de los estadounidenses han tenido "sólo algo" de confianza en las grandes empresas desde la década de 1970. Después de la crisis financiera, más estadounidenses expresaron 'casi ninguna' confianza en los grandes negocios que 'mucha' confianza.



CONFIANZA EN LOS SINDICATOS: Los estadounidenses son un poco menos propensos a tener sentimientos fuertes sobre los sindicatos que otras instituciones importantes. En 2000, un 10% de encuestados dijeron que no sabían o no respondieron cuando se les preguntó acerca de su confianza en el trabajo organizado.



CONFIANZA EN LAS ORGANIZACIONES RELIGIOSAS: Los estadounidenses se sienten menos seguros de los líderes religiosos. La confianza en la religión organizada ha ido disminuyendo a lo largo de las décadas. En 2014, el 23% de los estadounidenses tenía 'casi ninguna' confianza, mientras que sólo el 19% tenía 'mucho'.



CONFIANZA EN LA COMUNIDAD CIENTÍFICA: Los estadounidenses han respetado sistemáticamente la comunidad científica desde los años setenta. En ningún momento de la historia de la encuesta, la proporción de estadounidenses con "casi ninguna" confianza en esa Comunidad estuvo por encima de un solo dígito.



CONFIANZA EN LA MEDICINA: Del mismo modo, la confianza en la medicina ha sido alta, aunque la proporción de estadounidenses con "casi ninguna" confianza ha estado subiendo desde mediados de los años ochenta. Esa proporción se situó en el 12% en 2014.



CONFIANZA EN LA EDUCACIÓN: La confianza en la educación ha sido ligeramente inferior. En 2014, el 19% de los estadounidenses tenía "casi ninguna" confianza, al 25% con "mucho" de confianza.



CONFIANZA EN LA PRENSA: Los estadounidenses no confían en la prensa, que es una de las instituciones nacionales más impopulares. En 2014, el 44% de los estadounidenses tenía "casi ninguna" confianza en la prensa, mientras que sólo el 7% tenía "mucho".



CONFIANZA EN LA TELEVISIÓN: Del mismo modo, la confianza de los estadounidenses en la televisión es baja: el 41% de los estadounidenses tenía "casi ninguna " confianza en 2014 y sólo el 10% tenía "mucha confianza".




» Clic aquí para ver Ver publicación original